jueves, 26 de mayo de 2016

Lactancia materna

Hoy os voy a hablar de la lactancia, pero no de las bondades de la misma que todos conocemos, sino de eso que no nos cuentan.

La lactancia es buena buenísima para nuestros hijos. Hay quien dice que es el mejor regalo que podemos hacerles. Con ella les transmitimos alimento, cariño, calor y confianza. Qué pasada no?

Pero... Todas estas maravillas no son tan fáciles de conseguir y tanto insistir en los beneficios de la lactancia hace que el listón esté muy alto y si las mamás no conseguimos llevarla a cabo todo lo bien que nos cuentan, nos sintamos mal, fatal, impotentes e incluso malasmadres. 

La lactancia no es fácil de instaurar y no es fácil de mantener: grietas, ingurgitación, mastitis, dolor...inseguridad, cansancio, desconocimiento, soledad, prejuicios de la sociedad, pudor...son sólo algunas de las cosas que nos acompañan. 

Por suerte he tenido la dicha de dar Lactancia materna exclusiva (hasta ahora) sin mucho problema, pero son muchas las mujeres y alguna amiga que se angustian y lo pasan mal por el tema teta, y es que repito que dar la teta no es facil. Creo que el alimento, el calor, el cariño y la confianza también pueden darse con biberón y mucho amor.

Me gustaría que todo esto se contase junto con las bondades de la lactancia pars que ninguna mamá se sienta mal por estas cosas. Yo pienso en dar biberones varias veces a la semana... Pero sigo luchando y venciendo al cansancio por mis dos príncipes!
Ánimo mamis!

viernes, 13 de mayo de 2016

Mamá múltiple y numerosa

Como bien sabéis desde hace casi un nes y medio soy mami de familia numerosa y de múltiples. Bendita locura!
Y por ello soy numerosamente feliz y estoy multiplemente agradecida. 
Si, soy feliz. 
Cuando nació Jimena nos dimos cuenta de que ser padres era un regalo, y ahora, hemos descubierto que no sólo es un regalo, sino que también es una lección de la que aprender. 

Aprender a tener paciencia, mucha, infinita...yo tengo que esmerarme en tener mucha más. 
Aprender a no agobiarse, cosa difícil que muchos días no consigo (algunos si).
Aprender a pedir ayuda. No soy una superwoman y no doy más de si, esto si que lo estoy haciendo.
Aprender a multiplicarse: los pasres no nos dividimos para nuestros hijos, nos multiplicamos que es mejor. 
Aprender a vivir en familia, a ceder y a bl dar importancia a chorradas que restan en vez de sumar.
Aprender a taaaaantas cosas! 

Esta etapa con los mellis de 1 mes y medio está siendo preciosa, Jimena  adora a sus hermanitos y estamos muy felices. Pero...si, estamos agotados. Físicamente y mentalmente. 
Yo soy 'muydecalleymuydetiendas' y estar todo el día ejerciendo de mamávaca (dando lactancia materna exclusiva a dos os podeis imaginar) a veces me supone pasar toooooodo el día sin hacer otra cosa, y esto me agota y me supera a partes iguales. Ahora pienso en los agobios que tenía cuando Jimena era bebé y me entra la risa!!!

En fin todo este rollo para contaros que nuestra vida ha cambiado muchísimo, y que estamos inmensamente felices y agradecidos!